18 Razones por las cuales visitar Oaxaca

18 Razones por las cuales visitar Oaxaca

 

Oaxaca, ¡qué bella eres!

Con tus playas que desembocan en el Pacífico esperando surfistas de todo el mundo, mientras que las tres sierras que te rodean guardan, desde hace años, los secretos de diferentes culturas. Aunque, es tu capital, la ciudad que tiene un lugar especial en mi corazón. Por ser la cuna del arte mexicano, por sus calles y edificios antiguos, enfocados en promover la cultura, que se fusionan perfectamente con lo moderno. Y no hablemos de tu comida, catalogada como Patrimonio Cultural Intangible, cada platillo goza de una explosión de sabores sin igual; donde comer delicioso es posible, en cualquier puesto de comida, en el mercado o en el restaurante más elegante.

Bien dicen que lo que está en la sangre no se puede negar, así que debo adjudicar este amor, a las raíces oaxaqueñas de mi abuelo. Cada que visito la Ciudad de Oaxaca, sueño con que algún día lograré quedarme  a vivir mientras tomo algún curso de pintura o cerámica.  

Después de 4 años, volví a pisar la ciudad y pasé las primeras horas sola. Recuerdo que las celebraciones del Día de Muertos seguían  y unas catrinas gigantes me dieron la bienvenida. Recorrí con calma sus calles -dejando que mi memoria tomará el control, observando a su gente y su cotidianidad, para terminar el día en uno de mis restaurantes favoritos. ¡Qué afortunada soy al ser parte de una cultura tan alegre, colorida y rica! 

Las razones para visitar la Ciudad de Oaxaca sobran, pero te quiero compartir mis 18 razones favoritas, para que vivas y entiendas porque es una parada obligada en México. 

1.- MONTE ALBÁN: zona arqueológica ubicada a 10 kms de la ciudad. Antiguamente, Monte Albán fue la capital de los zapotecos y una de las primeras ciudades de Mesoamérica, fundada aproximadamente 500 años a.C. Esta zona es de las más importantes en Oaxaca por su gran desarrollo cultural e impactante arquitectura. En Diciembre de 1987, la UNESCO declaró esta zona, junto con la ciudad de Oaxaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad. El costo de la entrada es de $70 pesos por persona y puedes llegar en auto o en un autobus que sale del centro de la ciudad.

2.- TEMPLO Y CONVENTO SANTO DOMINGO: El Templo de Santo Domingo es la iglesia más importante de Oaxaca. Su decoración interior es un claro ejemplo del barroco mexicano, pon atención al árbol genealógico de Santo Domingo de Guzmán en la parte alta de la entrada. Si quieres obtener una explicación sobre todo lo que hay en su interior, hay guías dentro de la iglesia que ofrecen sus servicios. A un lado se encuentra el ex-convento de arquitectura virreinal, que actualmente alberga el Museo de las Culturas. Honestamente el museo no me encanta, pero vale la pena dar un vistazo a la arquitectura y a las vistas que se tienen del Jardín Etnobotánico. 

3.- JARDÍN ETNOBOTÁNICO: ¡mi lugar favorito por siempre! Un espacio que se va restaurando poco a poco con cientos de especies de plantas originarias de Oaxaca. Gracias a su vivero, herbario, banco de semillas y  biblioteca, tenemos la oportunidad de aprender en uno de los espacios más bellos del país. Al jardín sólo se puede ingresar con visita guiada, hay tres en el día de lunes a sábado, y los domingos está cerrado. La entrada tiene un costo de $50 pesos. 

4.- INSTITUTO DE ARTES GRÁFICAS: justo frente a Santo Domingo. Es un espacio que alberga colecciones de artes plásticas de Latinoamérica. También cuenta con una biblioteca especializada en arte, un centro fotográfico y una fonoteca. 

5.- MUSEO DE LA FILATELIA: La filatelia es la colección y el estudio de las estampillas. ¿Quién no tiene un amigo o conocido que coleccione timbres postales? Si decides visitar esta casona oaxaqueña, encontrarás una bóveda con estampillas de México de casi todos los años que puedas nombrar. ¡Esta es uno de mis museos favoritos en Oaxaca! La entrada es gratuita.

6.- MUSEO TEXTIL: Busca promover una visión diversa de los textiles oaxaqueños a través de su vinculación con otras culturas. Van ya dos veces que visito este museo, y sus exposiciones aún no terminan de convencerme, pero el edificio es hermoso. La entrada es libre, así que aprovecha para conocerlo. 

7.- CENTRO CULTURAL SAN PABLO: San Pablo fue el primer convento construido por los dominicos en 1529. A partir del 2005, se empezaron las labores de restauración para convertirlo en un Centro de Cultura para el Fomento de las Lenguas Indígenas, por lo que sus exposiciones varían. Existen visitas guiadas que te permitirán conocer más sobre su arquitectura y la intervención que hicieron para permitir una  perfecta armonía. La entrada es libre.

8.- MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO: abrió sus puertas en 1992. El museo se encuentra en una casa construida a finales del siglo XVII conocida como la Casa de Cortés. Cuenta con 14 salas de exhibición, 6 de ellas con muestras permanentes de artistas oaxaqueños como Rufino Tamayo, Rodolfo Morales, Franscisco Toledo, Rodolfo Nieto y Francisco Gutiérrez. Si pasas por la tienda compra un bote de grana cochinilla, para tus experimentos artísticos en casa. La entrada tiene un costo de $20 pesos.

9.- XOCHIMILCO: Xochimilco es uno de los barrios más antiguos de la Ciudad de Oaxaca en donde habitaban familias textileras y hojalateras. Hoy en día, además de sus casas pintorescas y antiguo acueducto -que atraviesa la ciudad, encuentras diversos cafés y tiendas orgánicas. Aquí no hay algo específico que ver, pero es una muy buena zona para pasear y tomar hermosas fotos.   

10.- JALATLACO: a este barrio llegamos de casualidad, buscando nuevos rincones en la ciudad. Los dueños de una tienda de juguetes hechos a mano, nos lo recomendaron. Al no estar tan frecuentado por turistas, este barrio te envuelve en un ambiente tranquilo. Desde que empecé a recorrer sus calles, recordé San Ángel en la Ciudad de México, solo que aquí las casas son menos ostentosas y las bodas parecen ser la actividad favorita de sus habitantes. 

11.- CENTRO CULTURAL DE SAN AGUSTÍN ETLA: CaSa , ¡el lugar más fotogénico de Oaxaca! CaSa es una ex-fábrica convertida en espacio cultural, fundada por el famoso Francisco Toledo. Se encuentra a 17 kms de la Ciudad de Oaxaca y está rodeada de montañas y manantiales. Mientras recorres cada uno de sus espacios, podrás disfrutar del paisaje y de las exposiciones. Si vas entre semana, aprovecha para visitar la Fábrica de papel que está a un lado.

12.- MITLA: significa “lugar de los muertos”. Este sitio arqueológico fue habitado por Zapotecas y Mixtecas, comprende cinco conjuntos de edificios dedicados a las labores administrativas y a personajes importantes de la ciudad. A diferencia de Monte Álban, en Mitla la decoración en las construcciones es de grecas. Dichas grecas están realizadas con piedras y forman diseños tan detallados e impresionantes. La entrada tiene un costo de $70 pesos.

13.- HIERVE EL AGUA: a 70 kms de la ciudad se encuentran dos hermosas cascadas petrificadas. Éstas, se han ido formado durante miles de años a causa del escurrimiento de agua carbonatada que brota de unas fosas. Esta zona es frecuentada tanto por turistas como locales, al ser ideal para tomar el sol y enamorarse de la sierra. Si quieres las mejores fotos ve muy temprano o al atardecer, ¡tus ojos no querrán dejar ese lugar! Existen dos rutas, la tradicional por la autopista, o por algunos pueblos y parte de la sierra (la vista es espectacular), pero para hacer la segunda, tienes que ir con tu propio vehículo. La entrada a Hierve el Agua tiene un costo de $50 pesos. 

PARA COMER

14.- Zandunga: el Istmo de Tehuantepec tiene su propio capítulo dentro de la cocina de Oaxaca. Aquí los ingredientes principales son los mariscos y las frutas tropicales acompañados de plátano macho. El ambiente es tranquilo, pero cuando empieza a caer la noche las aguas frescas se transforman en tragos de mezcal. Precio promedio: $200 por persona. 

15.- Mercado 20 de Noviembre: no hay nada como el mercado, para degustar una auténtica comida oaxaqueña. Selecciona el puesto que más confianza te dé, -por lo general son los que tienen mucha clientela, y pide un tradicional chocolate de agua con su pan de yema. Platica con las personas que están a tu alrededor, sus anécdotas te sacarán una carcajada.

16.- Pasillo de Humo: mucho había leído sobre este lugar, pero vivirlo es totalmente diferente. Un pasillo del mercado, repleto de deliciosa comida y una nube de humo te dan la bienvenida. Comer se transforma en una actividad tan cotidiana como ir al supermercado, pero aquí en lugar de carrito tienes una charola de mimbre para poner la carne de tu elección. Una vez que te sientas, una señora para para ofrecerte cebollitas, guacamole, salsa y por supuesto tortillas.

17.- Criollo: una noche elegante de la mano del chef Luis Arellano. Una antigua casona con patios interiores y un árbol gigante son los anfitriones de la velada. El menú es sorpresa, ya que va cambiando día a día en función de los ingredientes frescos disponibles. La atención del personal está a la altura del lugar, aunque el ritmo de los platillos es algo rápido para mi gusto. Precio promedio: $800 pesos por persona.

18.- Restaurante Casa Oaxaca: para comer, cenar, tomar algo o solo botanear. ¡Este lugar goza de una vista privilegiada al Templo de Santo Domingo, así que los fines de semana podrás ver desde la terraza diversos bodorios. Prueba la hoja santa, las flores de calabaza rellenas, las garnachas y el chocolate en agua. Precio promedio: $300

¿Quieres reservar tu siguiente vuelo? Revisa cuáles son las fechas más baratas para viajar a Oaxaca y si es más cómodo ir en autobus o avión. En lo personal, creo que conviene rentar un coche una vez que estás en la ciudad, porque gran parte de los atractivos están en los alrededores, y es mejor tener la libertad de ir, venir o quedarte como lo desees. 

Creadora y Editora del blog Petite Touriste. A través de las palabras y la imagen busco recrear las sensaciones de cada uno de mis viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *