Un día en Coyoacán

Un día en Coyoacán

Hace unas semanas estuve en Coyoacán, una de mis zonas favoritas por sus casonas de colores vibrantes y calles empedradas que guardan los secretos de los habitantes del sur de la Ciudad de México. Así que decidí armarles un plan de un día perfecto para conocerla, incluye un poco de arte, cultura y por supuesto comida.

Empezamos el recorrido en un museo al cual no iba desde la secundaria, Museo Casa de León Trotsky, para conocer la historia de este revolucionario ruso, su familia y entender cómo es que terminó exiliado en México. Mi parte favorita del museo, son las habitaciones de la casa que representan parte de su vida junto con su esposa Natalia Sedova. Pongan atención a los detalles, que son los que te transportan a otra época, vean las modificaciones en el edificio, que convirtieron la casa en una especie de prisión para protegerse. La entrada general al museo es de $40 pesos.

Como saben, Trotsky fue amigo de Diego Rivera y Frida Kahlo, así que la segunda parada del día es la casa de esta pareja, La Casa Azul. Esta casona de fachada afrancesada y de un azul vibrante, es un museo en el cual podrán apreciar obras de Frida, fotografías de su familia y amigos, así como habitaciones intactas que nos muestran su gusto por las culturas prehispánicas y el folclore mexicano. La entrada varia entre $120 y $140 pesos para extranjeros y entre $70-$90 pesos para mexicanos, si quieren ahorrar tiempo les recomiendo comprar sus boletos en su página web.

En este punto del recorrido, seguro ya tienen hambre así que es hora de movernos al centro de Coyoacán, lleguen al Jardín Centenerio y observen sus edificaciones, así como el ambiente del lugar, los puestos de comida, los niños jugando y los espectáculos callejeros. Ahora sigan su camino hasta Amatista. Tostadas Amatista es un pequeño local, que como su nombre lo indica, venden únicamente tostadas pero de todo tipo. El secreto de su sazón está a cargo de la familia Flores Aceves, con platillos que guardan historias familiares; encontrarán tostadas de pierna de adobo, cola de res, moles con plátano macho y hasta de cochinita pibil. Un lugar que recomiendo por su precio y su sabor.

Con el estómago lleno, es hora de seguir caminando… Tomamos la avenida Francisco Sosa, para llegar a Puro Gusto, una tienda gourmet dónde compraremos un pequeño postre. Esta tienda llama la atención desde que pasas en frente, pero su interior es mucho más sorprendente y lleno de color. Aquí encontrarán todo tipo de dulces mexicanos como dulce de leche, ate, mazapán y gomitas, ¡les aseguro que no saldrán con las manos vacías!

Por último, terminen el día visitando el Callejón del Aguacate, una de las calles más bellas de Coyoacán; sólo no se queden hasta el anochecer que cuenta la leyenda que una niña fantasma se aparece de vez en cuando… ¡Espero disfruten su día! ¡¡Gracias a Karla y Emiliano por las hermosas fotos y la paciencia durante el shooting!!, si quieren ver más de su trabajo pueden seguirlos en instagram: https://www.instagram.com/ekphotodf/ 

Creadora y Editora del blog Petite Touriste. A través de las palabras y la imagen busco recrear las sensaciones de cada uno de mis viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *