Tips para rentar un carro en México

Tips para rentar un carro en México

En muchos casos rentar un carro es la solución más flexible y divertida para viajar y recorrer una región. Además de ser una opción a buen precio si vas con varias personas, te brinda comodidad y en algunas zonas puede que sea la única opción para desplazarte si tu itinerario es algo apretado. En México, se puede tranquilamente alquilar un carro pequeño por $300 – $500 pesos diarios, ¿nada mal verdad? Para no morir en el intento hay que poner atención en ciertos aspectos clave que te explico a continuación.

Primero, evalúa  si durante tu periodo de vacaciones vale la pena tener un carro. ¿Cómo?

  • Investiga si existen opciones alternativas como camiones, taxis o servicios de transporte desde el hotel. ¿Cuál es su tarifa? ¿Los horarios?
  • Define qué tipo de viaje quieres hacer: llegar al hotel y quedarte tres días sin salir o más bien es un viaje de exploración.

¿Estás seguro de que necesitas rentar un carro? De acuerdo, continuemos. Como segundo paso, tienes que confirmar que cumples con los requisitos para rentar el auto. Normalmente se requiere una edad mínima de 21 o 24 años, aunque algunas compañías alquilan carros pequeños aplicando un “young driver fee”, que rodea los 10 dólares al día. También necesitarás una tarjeta de crédito (abajo te explico con más detalle) y una licencia vigente. En México cualquier licencia extranjera es válida siempre que no esté en otro alfabeto.

Lo que no aconsejo es rentar un carro si viajas solo: además de ser claramente más caro, pierdes la ocasión de conocer otros viajeros durante el trayecto.

¡Ahora si, podemos empezar a buscar!

Yo normalmente uso un sistema de búsqueda que te permite comparar varias opciones, y en mi experiencia es mucho más barato.  Hay varios como Expedia o Edreams, pero el que yo prefiero es EasyCar, ya que es muy transparente, tiene varias opciones a buen precio y es muy flexible con la cancelación (casi todas las reservas se pueden cancelar sin costo hasta 1 o 2 días antes de la fecha de alquiler), y sobretodo su atención al cliente es de la mejor y resuelven todas mis dudas.  En la búsqueda debes tener a mente los siguientes aspectos:

  1. El seguro puede costar mucho más de la renta en sí, así que hay que revisar si está incluido y qué seguro es.
  2. Siempre te pedirán un depósito a garantía del carro, revisa bien el monto y asegúrate de tenerlo disponible en la tarjeta de crédito (varía entre los 1000 y los 2500 USD); siempre tendrás la opción de comprar un seguro adicional que te permita bajar esta suma, sin embargo suele salir más caro.
  3. Revisa que los impuestos y cargos del aeropuerto estén incluidos.
  4. Si pretendes dejar el carro en una oficina diferente a la de recolección, asegúrate de que el costo de “drop off” esté incluido. Oscila entre los 50 y los 200 USD, aunque depende del destino. Por ejemplo, si alquilas un carro en Tijuana y lo dejas en La Paz, ¡¡te cobran 400/500 USD!!
  5. El sistema de búsqueda también te aclara si la agencia se encuentra dentro el aeropuerto o si te llevan con un transporte personalizado (la diferencia en tiempo es muy pequeña).
  6. Normalmente registrar un segundo conductor cuesta unos 10 dólares al día, sin embargo no es raro encontrar promociones que lo incluyen. Es muy importante que manejen solo personas registradas, ya que sino se pierde cualquier tipo de seguro.

Algunas compañías o ciudades, no tienen la opción de dejar el carro en un lugar diferente a donde lo recogiste. Si es así, te recomiendo llamar directamente a la compañía de recolección y ponerte de acuerdo (seguro alguien se quiere ganar un dinerito extra). Una vez alquilé un carro en Puerto Escondido y lo entregué en Oaxaca: por poco más de mil pesos enviaron una persona que se llevó el carro de vuelta a Puerto.

Una vez ahí, faltan algunos detalles por controlar:

  •  Revisa que lo que te están dando corresponde a lo que compraste (lleva siempre contigo la reserva impresa o en digital).
  • Evalúa las opciones de seguro adicional, suelen ser caras comparadas a las rentas (o más bien las rentas están muy baratas) pero puede valer la pena, sobre todo para evitar que eventuales daños se cobren a la tarjeta o si planeas dejar el carro en la calle en zonas no tan seguras.
  • Revisa todos los detalles que el carro pueda tener (rayones, golpes, etc) para evitar que te cobren daños preexistentes.

Ahora sí, ¡a disfrutar de tus vacaciones! Recuerda llamar a la compañía ante cualquier problema que tengas sin tratar de resolverlo tú directo con un mecánico (excepto pinchaduras), muchas veces es peor; y regresa el carro con al tanque al mismo nivel del momento de entrega, si no quieres cargos extras.

¡Cuéntame qué experiencias has tenido al momento de rentar un carro!

Nací y crecí en Italia pero en los últimos años he vivido en España, Uruguay, Portugal, Bahrain y México. Estoy enamorado de América Latina, de sus paisajes pero sobre todo de su gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *