Abruzzo, el pulmón verde de Italia

Abruzzo, el pulmón verde de Italia

Una región poco conocida de Italia, o por lo menos en México, y de la cual quedé sorprendida y maravillada, es Abruzzo. Conocida como la región verde de Italia, situada en el centro del país, rodeada de mar y montañas con actividades infinitas. Me falta mucho por descubrir, pero les dejo esta mini lista de lo que visité que realmente vale la pena conocer; lo dividí en tres recorridos, cada uno se puede hacer en un día pero igual pueden prolongar su estadía si les gusta tomarse las cosas con más calma.

-PRIMER RECORRIDO-

Rocca Calascio: El atractivo de este lugar es su castillo/fortaleza del siglo XII, que está perfectamente conservado, ubicado a más de 1 500 metros a nivel del mar. Además de transportarse a otra época, en este lugar van a obtener las mejores vistas de Abruzzo, rodeados de montañas que cambian de color de acuerdo a la temporada. Para llegar al castillo, pueden dejar el coche en el pueblo y caminar (cuidado que es subida y tardan un poco más de 30 minutos) o subir en coche y caminar solo 10 minutos; obvio nosotros decidimos caminar como buenos guerreros, pero en verano no es tan buena idea já.

Santo Estefano: otro pueblito medieval que se encuentra dentro de un Parque Nacional, lo que lo hace prometedor. El pueblo lo pueden recorrer en un día, caminando por cada calle y entrando en cada rincón oculto de belleza y arquitectura inigualable. Si tienen tiempo y deciden quedarse en este lugar, definitivo deben hospedarse en el Albergo Diffuso di Sextantio, donde cada estancia o habitación se confunde con la estructura del pueblo. ¡Al momento de llegar te dan un mapa para que no te pierdas, es como hospedarse en todo Santo Stefano!

Campo Imperatore: la razón por la cual Abruzzo es considerada como el pulmón de Italia. Además de sus vastas praderas que cambian de color de acuerdo a la temporada, este lugar está rodeado por una cadena de montañas que lo hacen simplemente hermoso a la vista. Pueden recorrerlo en auto, moto o bicicleta, parar cada que quieran y tomar fotos maravillosas, junto con vacas  y ovejas por doquier; si les gusta esquiar, también cuenta con diferentes pistas y todas las instalaciones necesarias.

-SEGUNDO RECORRIDO-

Ortona: que significa “puerto”, y corresponde exactamente a la historia de este lugar que hasta la fecha sigue siendo punto importante para su economía. Históricamente este lugar es importante ya que ahí se realizó una de las batallas importantes durante la Segunda Guerra Mundial entre Alemanes y Canadienses, si les gusta el tema hay un museo sobre la batalla y un cementerio canadiense. Por último, no olviden visitar il Castello Aragonese, no lo van a ver tan viejo porque lo acaban de reconstruir, pero se pueden dar una idea de cómo era en aquel entonces.

San Vito: Después de tanta historia, es hora de disfrutar de la playa con aguas cristalinas. Este lugar también cuenta con su iglesia y mini centro pero lo interesante y que me encantó fueron los trabocchi; construcciones en el mar que se utilizaban para pescar hechos con tablas de madera. Algunas de esas cabinas son ahora restaurantes de mariscos.

-TERCER RECORRIDO-

Atri: Uno de los pueblos más antiguos de la época pre-romana lleno de arte y cultura. Es un pequeño sitio que recorres fácilmente pero que llama la atención sobre todo por su aspecto religioso, su Basílica Concatedralle es considerada como la Capella Sistina d’Abruzzo por su belleza.

Silvi: Aún más pequeña que Atri, que recorres en 30 minutos. Honestamente su arquitectura y puntos de interés no son los mejores de la zona pero vale la pena ir a su mirador, un pasillo largo que rodea casi todo el pueblo; en él podrán ver el inmenso mar, las montañas y si está despejado hasta otras ciudades vecinas.

-DÓNDE COMER-

Pizzeria Trieste: ¡mi lugar favorito! Definitivo podría comer diario en este lugar. ¿Su especialidad? La pizzetta, que es como una pizza individual, cuyos ingredientes son tan básicos que reconoces si está bien hecha o no. No por nada este lugar ha abierto ya en Milán, Madrid y Londres.

Lido Itaka: a unos 20 minutos de Pescara, hacia el norte y por la costa, se encuentra este lugar de playa. Además de tomar el sol, comerán como reyes, ¿qué es mejor que la pasta y los mariscos frescos? La mayoría de los platillos son grandes así que les recomiendo compartirlos. El dueño del lugar es lo más gentil del mundo y convive con todos cada que me ve me pregunta que pa’ cuando la boda já.

Nini’: buena comida con una vista espectacular. Este restaurante se encuentra en Montesilvano Colle, igual a 15 minutos de Pescara. Platillos elegantes con sabores que enamoran tu paladar, una vista al mar y un buen vino, harán que tu alma salga embriagada y con ganas de más.

-BONUS-

Pescoconstanzo: Si van de camino a Nápoles y quieren hacer un pequeña parada para estirar las piernas y comer, este lugar es la opción. Considerado como el pueblo pequeño más bello de toda Europa por su arquitectura barroca y renacentista. El monumento más importante del lugar es su iglesia, a la cual se accede subiendo su gran escalinata. Y si son amantes del ski, éste es su pueblo ideal, en invierno todo Abruzzo viene por tener las mejores pistas.

Espero las fotos y los consejos los motiven a conocer esta región que en verdad vale la pena recorrer, sin importar la época del año. Disfruten de sus paisajes, sobre todo en moto, con el aire en la cara y la sensación de libertad; coman arrosticinis, brochetas de carne de oveja, típicos de la zona; y tomen muchas fotos para que las compartan conmigo. Ciao!

Creadora y Editora del blog Petite Touriste. A través de las palabras y la imagen busco recrear las sensaciones de cada uno de mis viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *