Nápoles: todo lugar merece una segunda oportunidad

Nápoles: todo lugar merece una segunda oportunidad

Aunque esta no fue la primer parada que realicé en mi visita a Italia, es el primer relato que quiero compartirles por el nuevo amor que le tengo a la ciudad. Para los que llevan rato leyéndome, sabrán que la primera vez que fui a Nápoles, fue por un par de horas mientras hacía un recorrido por Capri e Ischia. Mi primera impresión: ¡es la ciudad más desordenada y sucia de Italia!

Pero este año regresé para darle una segunda oportunidad, en parte por un libro que estaba leyendo que se desarrolla ahí, y en parte porque muchos italianos aman la ciudad. ¡Vaya qué tenían razón! Nápoles es de esos lugares que tienes que recorrer sin prisa para enamorarte. Disfrutando sus calles, su historia, los espacios trendy, su comida (x1000), su paisaje y su gente: que aunque vayan sin cascos como si la ley no existiera y la vida de los peatones no importara, hacen de esta ciudad única.

que hacer en napoles

Dos días fueron suficientes para conocerla y para asegurar que regresaré. Por eso quiero compartirte mi itinerario día a día con todo lo que hay que hacer en Nápoles. Nápoles se encuentra al sur de Italia y es la capital de una región llamada Campania. Es una zona de tránsito para muchos turistas por estar a un lado de Pompeya, la ciudad romana con más construcciones de pie en el país. Para llegar, puedes volar a Roma y de ahí tomar el tren y te toma aproximadamente dos horas y media. El tren tiene un costo desde 12 hasta 30 euros con Trenitalia.

Durante muchos años, fue conocida como “la Ciudad de la mafia” porque aquí se centraron gran parte de los mafiosos, y es por eso su mala fama. ¡Pero atrás quedaron esos días de ilegalidad e inseguridad! Hoy en día sus habitantes realizan diversas actividades para invitar a los turistas y mostrarles la nueva faceta de la ciudad. Aprovechando de su influencia griega, romana, francesa y española en su arquitectura; y la hermosa vista al Vesubio, un volcán activo que llega a los 1 280 metros de altura.

Que hacer en Nápoles

-DÍA 1- Después de tener una mañana super divertida en el doctor, nos dirigimos a Nápoles, así que llegamos por las 15:00 hrs. Nos instalamos en un airbnb, del cual no fui fan así que no lo recomendaré, cerca del Castel del Ovo. Con las manos más libres, empezamos nuestro recorrido por la ciudad, pasando por las vías principales como Via Toledo y Via San Felipe. Una vez familiarizados con la ciudad, nos dirigimos al Castel Nuovo para dar inicio al free walking tour que encontramos. Durante poco más de tres horas, descubrimos la historia de importantes espacios y edificios como:

Piazza Plebiscito: la explanada más grande de Italia. Hermosa por donde la mires, reúne edificios importantes como el Palacio Real, el Palazzo Salerno, el de la Prefectura y la Basílica de San Francisco de Paula, una mezcla entre el Vaticano y el Panteón en Roma. Cuenta la leyenda que si consigues llegar hasta las estatuas de los dos caballos, con los ojos vendados, desde el Palacio Real tendrás mucha suerte.

piazza-plebiscito

Quartiere Spagnolo: podría decirse que es el barrio popular de Nápoles. Aquí las calles son mucho más estrechas, todas las casas son viejas construcciones y las familias pasean en moto hasta con su perro. Por el siglo XVI, este barrio estaba habitado por los militares español y no tardo en conocerse por ser un nido de violencia y libertinaje. Pero hoy en día es un barrio común y corriente que muestra la verdadera cara de Nápoles, una cara mucho más real y colorida.

barrio español napoles

Via Pignasecca: se encuentra el mercado callejero más antiguo de la ciudad. Personas que van y vienen comprando comida de mar, frutas y verduras, y ¡hasta tripa!

tripa-napoles

Aunque vimos más lugares, estos sin duda fueron los que más me impactaron. Una vez finalizado el tour (no olviden darles una propina), caminamos por nuestra cuenta.

Museo Cappella San Severo: famoso porque no te puedes perder el Cristo Velato di Sanmartino, un cristo de mármol cuyos detalles te dejarán impactado. Se dice que el efecto del velo sobre el cristo se logro gracias a un líquido creado por el alquimista 😮 . Pero no solo eso, el museo tiene un sin fin de esculturas de mármol igual de impactantes. La entrada cuesta 7€.


-DÍA 2- Nos despertamos temprano para desayunar y partir directo a Pompeya, una importante ciudad romana que gracias a la erupción del Vesubio, quedó sepultada y casi todas sus construcciones permanecieron intactas. Como hay mucho que contar sobre el lugar, lo descubrirán en el siguiente post. A nuestro regreso, a pesar de tener las piernas cansadas, continuamos con nuestro recorrido por Nápoles.

Teatro de San Carlo: es uno de los teatros más importantes de Italia.  Se construyó en tan solo nueve meses y  fue inaugurado a finales de 1737. Es el más antiguo teatro de ópera activo del mundo y ejemplo de numerosos teatros europeos. Solo puedes acceder con visita guiada que tiene un costo de 5€.

teatro san carlos

Via San Gregorio Armeno: es conocida por ser el sede de las tiendas artesanales que, todo el año, realizan estatuillas para los nacimientos. En la época clásica, en esta misma calle, había un templo dedicado de Ceres; los ciudadanos le ofrecían pequeñas figuritas de terracota fabricadas en tiendas aledañas. Con el paso de los siglos, esta tradición se fue transformando hasta lo que hoy en día conocemos como nacimientos.

Duomo: aunque su fachada es igual de imponente que cualquier otro Duomo, debo decir que no es mi favorito al estar asfixiado por dos enormes edificios a su alrededor. Pero por cultura general, vale la pena dedicarle un par de minutos.


-DÍA 3- Aunque mis piernas pedían a gritos un break y mi mente quería dormir más… salimos desde temprano para aprovechar el día ya que íbamos a salir del centro, a una colina para después bajar todo a pie. Esto fue lo que conocimos:

Museo Capodimonte: Nosotros agregamos este museo a nuestro itinerario porque queríamos ver una exhibición temporal de Picasso junto con su obra Parade de 11 metros de alto. Pero nuestra sorpresa fue que el museo tiene una agradable vista a la ciudad, además de ser un antiguo palacio del siglo XVIII, rodeado de fuentes y jardines. La entrada al museo cuesta 12€

Catacombe di San Gaudioso: bajo la Basílica di Santa Maria della Sanità se esconden estas catacumbas. Segundo cementerio de la ciudad, durante tu recorrido puedes conocer un poco sobre los hábitos de sepultura que tenían antiguamente. Lo que me encantó fue que el rescate de este lugar, está a cargo de una cooperativa de jóvenes del barrio que decidieron restaurar la zona para mostrarla al público. Además de las catacumbas, tienen dos airbnb y han dado trabajo ya a 150 jóvenes. ¡Bien ahí!

catacumbas napoles

Via Sanità: continua tu recorrido por esta calle para ver el Palazzo Sanfelice y el Palazzo dello Spagnuolo. Hoy son departamentos pero la estructura del patio interior sigue intacta y es hermosa.

via sanita

Nápoles subterránea: a pesar de no ser lo que esperaba, visitar la ciudad a través de sus túneles es una experiencia que si tienes tiempo puedes hacer. Eso sí, esta visita guiada no es apta para claustrofóbicos.

Metro Toledo y Metro Università: según The Daily Telegraph, ¡la estación Toledo es la más bonita de toda Europa! Ya sea que entres y salgas o que te traslades de una estación a otra, sin duda es una experiencia visual.

Nosotros, no pudimos terminar nuestro tercer día porque debíamos regresar a Roma. Pero nos hubiéramos quedado un día más porque nos faltaron lugares por conocer, así que si puedes hazlo. Aunque nuestro itinerario no fue el mejor, paseamos de extremo a extremo, nos permitió conocer más calles secretas de la ciudad y entrar un poco en el mood de sus habitantes. Espero esta mini guía te sirva para conocer todo lo que hay que hacer en Nápoles. Les estoy preparando un artículo con los platillos típicos y buenos restaurantes…. ¡Yuuuum!

OTRAS ACTIVIDADES

  • Galería Humberto I, la “prima” de la galería que está en Milán con tiendas y algunos restaurantes. Nosotros no pudimos admirarla porque estaba en remodelación. 🙁
  • Subir al barrio Vomero con el funicular para tener la mejor vista de la ciudad.
  • Comprar un chile rojo que simboliza la buena suerte
  • Hacer un recorrido hacia la cima del Vesubio.
  • Recorrer Ercolano, la otra ciudad romana sepultada por la errupción del Vesubio. Es más pequeña y menos turística.
  • Escapar a Sorrento para obtener mejores vistas.
  • Descansar en la isla de Capri y sentirte una celebridad con los miles de fotógrafos.

Creadora y Editora del blog Petite Touriste. A través de las palabras y la imagen busco recrear las sensaciones de cada uno de mis viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *