El mundo maya oculto de Calakmul

El mundo maya oculto de Calakmul

Mientras escribo las últimas líneas de esta aventura, me entra un poco de nostalgia porque oficialmente es el fin de este viaje; aunque me quedan las fotos y los recuerdos. ¡Gracias vida por dejarme ver paisajes tan mágicos!

Después de mi momento cursi, ahora sí es hora de platicarles sobre la última parada del roadtrip: Calakmul. De Mahahual decidimos regresar a Campeche, en parte porque era más barato dejar el coche ahí (aquí te explico porque) y en parte porque queríamos conocer esta ciudad maya.

Calakmul debe ser una parada obligatoria si quieres conocer más sobre el mundo maya, ya que fue nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Como todas las cosas buenas de la vida, hay que echarle ganitas para llegar y atravesar la reserva tropical más grande de México: la biosfera de Calakmul. Durante los 60kms que separan la pluma de entrada de las ruinas, podrás disfrutar de la selva, de sus aves y si tienes suerte de algún venado.

Nosotros llegamos a medio día (el peor horario en un día soleado) y a la entrada de las ruinas contratamos un guía que nos explicara un poco más sobre el lugar. Es así como conocimos a Francisco, de unos 25 años, habitante de la zona y apasionado de la miel y de la historia. Con él, no solo descubrimos esta antigua ciudad, sino que también aprendimos un poco más sobre las costumbres y problemáticas que se viven en la zona.

Calakmul o Capital Reino de la Serpiente fue descubierta en los años 30, sin embargo, fue hasta los 80’s que las investigaciones se llevaron a cabo para desenterrar esta ciudad. Durante la época Clásica Maya, Calakmul llegó a ser una de las ciudades más importantes, superando a Palenque e incluso a Tikal, con quien tuvo una activa rivalidad por casi un siglo.

Aunque gran parte de sus 6 000 estructuras siguen aún bajo tierra, se pueden observar grandes plazas ceremoniales, templos y tres imponentes estructuras a las cuales puedes subir y disfrutar de la vista. En algunas construcciones permanece un peculiar tinte azul que utilizaban como decoración. Único en su clase, ya que no hay pruebas de que se pudiera igualar este color en la zona centro del país.

Al no ser una zona de lluvia constante, los mayas construyeron las aguadas: reservas de agua que se llenaban con la lluvia. Sin embargo, conforme fue creciendo la ciudad, estas reservas no fueron suficientes para abastecerla y junto a la tala masiva de árboles, contribuyeron a la caída de Calakmul.

paisaje calakmul

OTRAS ACTIVIDADES

  • Caminata en la jungla. La biosfera de Calakmul es considerada el segundo pulmón de América, cuenta con alrededor de 86 especies de mamíferos y cinco de los seis felinos existentes en México.  Si lo que quieres es adentrarte y ver alguna de estas especies, lo más recomendables es madrugar. Nosotros dimos un pequeño recorrido por las 6pm y vimos dos especies de monos, un tucán, un cocodrilo, dos venados y otro animal cuyo nombre no recuerdo pero simulaba un roedor algo grande y veloz.
  • Volcán de los murciélagos.  A unos 15 minutos saliendo de la reserva, existe una gruta de 600 metros de profundidad hogar de estos animales. En ella están 9 especies diferentes de murciélagos. Justo cuando sale el sol, millones salen en grupos para ir a comer plantas o insectos. Aunque el olor puede ser algo intenso, es sin duda un espectáculo que no deben perderse.

murcielagos calakmul

TOMAR EN CUENTA

  • Lleva ropa y calzado cómodos
  • En temporada de lluvia usa repelente si no quieres morir en manos de los mosquitos
  • No olvides el bloqueador y un sombrero para el sol
  • Si vas en coche, considera que no hay gasolineras a unos 100kms de la zona.
  • Dependiendo del tiempo que le quieras dedicar, existen tres tipos de recorridos.
  • La entrada al lugar es de $170 pesos
  • El recorrido por la zona arqueológica, la selva y el volcán de los murciélagos nos salió en $800 pesos por los dos
  • Visita la página oficial del gobierno de Campeche para más información

Creadora y Editora del blog Petite Touriste. A través de las palabras y la imagen busco recrear las sensaciones de cada uno de mis viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *