La Laguna de Bacalar y sus siete colores

La Laguna de Bacalar y sus siete colores

La tercera y última parada de mi viaje por Tulum y sus alrededores en diciembre (pueden leer la primera parte aquí), fue la Laguna de Bacalar. Bacalar es un poblado maya conocido por su laguna de siete tonos de azul, ubicado en el estado de Quintana Roo. La laguna tiene una longitud aproximada de 50 kilómetros y dos de ancho. Sus diferentes profundidades y la intensidad del sol, son los que provocan las variaciones en la tonalidad del agua; entre más sol haya, más podrás diferenciar sus diferentes colores.

Bacalar es el sitio ideal para alejarse de los problemas y dedicarse únicamente a descansar. Puedes tomar mucho sol, dar una vuelta por la laguna ya sea en kayak o en alguna lancha, nadar o simplemente disfrutar del hermoso paisaje. Nosotros optamos por dar una vuelta en kayak, aunque soy la peor remando (me voy de lado y me canso super rápido jaja), por unas dos horas y parada de tanto en tanto cada vez que encontrábamos un lugar de interés. Después, simplemente nos quedamos en las hamacas con un buen libro en las manos.

Al día siguiente, visitamos el pueblo de Bacalar, catalogado como Pueblo Mágico. Aquí hay dos paradas obligatorias, la primera es el Fuerte de San Felipe. Este fuerte, está lleno de historia maya y española, con una mezcla de aventura y adrenalina de piratas que atacaban la zona. Justamente, para evitar estos ataques, se construyó el fuerte. ¿Cómo había piratas en una laguna? Hay un rincón de la laguna, que si tienes la lancha del tamaño adecuado, te lleva directo al mar. La segunda parada es, el restaurante El Manatí. El lugar simplemente enamora desde que entras, dándote la bienvenida con una galería de productos mexicanos como productos de belleza, ropa, accesorios e impresiones. Si sigues caminando, encontrarás un jardín en la parte trasera donde los murales toman color de las flores y dan un mood acogedor y relajado para comer sin prisa.

¿Dónde hospedarse?

Hotel Rancho Encantadoda justo a la laguna y está a unos 15 minutos del pueblo de Bacalar. Sus cabañas están perfectamente decoradas, dándole un toque mexicano, selvático y romántico que me encanta. La atención es espléndida y si tiene restaurante incluido lo que facilita todo (prueba la sopa de lima, es deliciosa). Este hotel, es una opción más lujosa, ya que la noche está en promedio $2 300 pesos.

Casa Lamat: Si lo que quieren es una opción más económica pero igual de buena, este es el lugar. Cuenta con menos de 10 habitaciones, tipo cabañas, que dan todas a la laguna. La host es lo más gentil del mundo y siempre está al pendiente de que nada les falte, como tienen un sistema de riego con el agua de la regadera, te piden bañarte con productos ecológicos que ellos te dan. Lo único mala es que si les toca un día nublado, es probable que no haya agua caliente. El precio por noche aquí es en promedio de $1 300.

Pueden ver mi mini-video de Tulum y Bacalar: https://youtu.be/2rDLexz8zpE

Creadora y Editora del blog Petite Touriste. A través de las palabras y la imagen busco recrear las sensaciones de cada uno de mis viajes.

There are 3 comments for this article
  1. Un cambio de aires at 23:11

    Hola! Acabo de dar con tu post de casualidad 🙂
    Nosotros también estuvimos en Bacalar hace unas semanas y la verdad es que nos alucinó! Ya nos habían dicho que era bonito pero cuando llegamos allí nos lo pareció aún más. Los distintos colores turquesa que toma la laguna son increibles! Nosotros pudimos pasar varios días y acabamos visitando varias cosas. Comparto contigo nuestra entrada, espero que te guste 😉

    La laguna de Bacalar

    Un saludo y muchos viajes!

    • petitetouriste Author at 20:28

      Hola!! Gracias por leerme!!
      En efecto, Bacalar es simplemente maravilloso, ya pronto regresaré para visitar los lugares que ustedes recomiendan!

      Saludos =)

    • Daniel at 13:11

      Hola, acabo de leer sus comentarios y quisiera aprovechar su experiencia para preguntarles su consejo para ahorrar en los traslados del aeropuerto a la laguna, ya que a veces son de los gastos que no se contemplan muy bien y pueden hacer del viaje una pesadilla.
      Muchas gracias1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *